[sharethis-inline-buttons]

Carmen tenía 3 años sufriendo de una fatiga que con el pasar de los meses iba siendo cada vez más intensa, al punto de que le era muy difícil realizar sus actividades cotidianas. Esto empeoró tanto que incluso le costaba muchísimo levantarse de la cama por las mañanas.
Ella había tomado multivitamínicos, y remedios caseros, los cuales la ayudaron en un corto plazo, pero sin resolver realmente su problema.
Carmen nos consultó y al analizar el examen de hormonas tiroideas, descubrimos que sufría de hipotiroidismo. Ya con este diagnóstico pudimos entender, que la fatiga, a demás de los dolores articulares y estreñimiento que ella poseía, eran parte de su enfermedad.
Más allá de recibir su tratamiento hormonal que mejoró en gran medida los síntomas, Carmen hizo un cambio en su estilo de vida, mejorando su alimentación, realizando ejercicio y suplementándose adecuadamente, lo cual le permitió sentirse excelente al pasar de los días. Tomar hormonas, sin cambiar estilo de vida, es como poner la mejor gasolina sin arrancar el carro.
Si te identificas con este caso, podemos ayudarte a encontrar las causas de tu condición y mejorar tu calidad de vida.

[sharethis-inline-buttons]

Leave a reply