0

En los años de práctica previos obtener mi título  de médico me di cuenta que las enfermedades tenían múltiples orígenes y que no bastaba con prescribir medicamentos para solucionar el problema, pues los pacientes tendían a seguir con sus molestias una vez que los suspendían.

Posterior  a mi graduación tuve la oportunidad de conocer, estudiar y especializarme en medicinas complementarias, lo cual me permitió ampliar mi rango terapéutico y poder tratar de otra forma una condición que yo sufría hace 10 años y que no encontraba solución con los tratamientos convencionales.

Mi condición mejoró pero no se curó. Por lo cual empecé a estudiar profundamente la

parte nutricional y depurativa y aplicando todos estos fundamentos pude solucionar mi problema definitivamente, cerré el círculo y se encendió la chispa que me hizo comprender que todas las enfermedades crónicas son multifactoriales, tienen muchas causas  y lo más común es que tengan una causa distinta en cada persona y mientras estas causas no se detecten y no se solucionen, el problema seguirá presente. El cuerpo humano esta interconectado en todo sentido y debe tratarse de forma integral, no aislada. Más allá de eso, la solución no está en dar medicamentos para aliviar síntomas sino en restablecer el equilibrio orgánico para que el cuerpo pueda estar en el orden llamado salud.


A este enfoque clínico, nutricional y depurativo, que lleva un cambio de 180 grados a la forma de practicar medicina,  se le llama Medicina Funcional, la cual además de ser una forma de tratar, es un arte, porque los tratamientos son confeccionados de acuerdo a la necesidad de cada paciente.


No fue un camino fácil pues hay que estudiar ambos lados de la medicina, pero una vez que empiezas a ver los excelentes resultados en los pacientes es muy gratificante y motivante.

Con este criterio biológico podemos comprender que actualmente todas las enfermedades tienen varias causas y que solo bajo este modelo podemos realmente curar o mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes pues no es un abordaje sintomático sino causal lo cual resuelve el problema definitivamente.

 
Es una cuestión de balance. El mundo que vivimos no es el mismo ahora que hace 200 años así como no es el mismo que hace 3 millones de años cuando empezó la humanidad. Tenemos ahora un medio tóxico, contaminado y desarmonizado a nivel  nutricional, ambiental y emocional,  lo cual nos lleva a sobrecargar todos nuestros sistemas corporales que no estaban diseñados para sostener tan alta carga de toxicidad. Cuando esto ocurre sostenidamente a lo largo del tiempo, el organismo busca un nuevo orden para preservar la vida y a esto lo llamamos enfermedad. La medicina convencional nos ha enseñado que solo hay que tratar los síntomas y no la causa. De forma biológica podemos comprender que al eliminar estos factores causales y estimular los sistemas funcionales del organismo a través de la nutrición y la desintoxicación, si aún hay tiempo, podemos resolver estas condiciones crónicas con éxito.

Mi misión es ayudar a resolver junto contigo, querido paciente, tu condición y devolverte tu estado de salud original.

Dr. Rafael Serrano Rumbea

  • ¡Separa tu cita aquí y ahora llamando al (04) 238-0646!

  • Contáctenos