El pelo se forma en la dermis a partir de un grupo de células que constituyen el folículo. Durante la fase de crecimiento, el pelo está expuesto al entorno metabólico interior como, por ejemplo, la sangre en circulación, la linfa y los fluidos extracelulares.

A medida que el pelo sigue creciendo y alcanza la superficie de la piel, sus capas exteriores se endurecen, encerrando los productos metabólicos acumulados durante este período de formación del pelo. Este proceso biológico nos proporciona una copia detallada y registro continuo de la actividad metabólica nutricional que ha ocurrido durante este tiempo.

La determinación del nivel de los elementos en el pelo es una técnica analítica bastante compleja; cuando se lleva a cabo según estándares rigurosos y se interpreta correctamente, se puede usar como ayuda para evaluar deficiencias o excesos minerales y desequilibrios bioquímicos.

El análisis de minerales y metales pesados en cabello proporciona al médico un indicador sensible de los efectos a largo plazo causados por dietas, estrés y exposición a metales tóxicos. Lo que se encuentra en el cabello refleja el contenido de minerales que hay en los tejidos orgánicos, es decir que, si al realizar este test se aprecia que hay un déficit de un mineral, ese déficit está en todo el organismo.

Este test nos brinda  información vital sobre los niveles de metales pesados como mercurio, plomo o arsénico a los cuales el paciente pudo estar expuesto y que inclusive podría estar detonando o agravando su enfermedad. Sabemos ya, que por ejemplo, el aluminio está relacionado de forma íntima con la aparición  o degeneración de la Enfermedad de Alzheimer.

De igual forma nos brinda información clave sobre muchos minerales en el organismo y la relación entre estos. Por ejemplo, el organismo mantiene un balance entre el calcio y el magnesio. Si este balance se pierde, por ejemplo, a favor del calcio, este puede precipitarse y dirigirse a calcificar arterias o producir cálculos renales o en la vesícula biliar. Este resultado, nos ayuda a dar el balance necesario al organismo.

El desbalance entre el calcio y el magnesio pueden calcificar arterias o producir cálculos renales o en la vesícula.

Esta prueba es necesaria para todo paciente que desee saber sus niveles reales de minerales en su organismo. También es para cualquier paciente que se encuentre enfermo o que no encuentre la causa de su problema o más aún, para los que sepan la causa de su problema pero a pesar del tratamiento adecuado no encuentran mejorías.

Leave a reply